Sólo risas y alegrías en nueva versión de talleres de programación ViLTI Summer 2022

Summer Programa ViLTI SeMANN robótica educativa

Únicamente comentarios y opiniones positivas expresaron los niños y niñas que participaron de la quinta versión del ViLTI Summer, la segunda de manera virtual, donde estudiantes de todo el país pueden asistir a talleres de programación y aprender mientras juegan y se divierten.

Esta iniciativa es desarrollada cada verano por el Programa ViLTI SeMANN de la Universidad Católica del Norte, financiado por SQM, y que busca desarrollar y potenciar en niños y niñas habilidades científicas como la observación, indagación, pensamiento crítico y trabajo en equipo, entre otras.

En el caso del ViLTI Summer 2022, las y los participantes se conectaron entre el 10 y el 14 a sesiones diarias divididos en seis grupos, tres para estudiantes sin conocimientos previos en programación y tres para quienes ya conocen la aplicación Scratch, que fue la utilizada en esta versión.

Fernando Cortés, de 10 años de Antofagasta, señaló que, “sinceramente la pasé genial, la profesora fue muy amable y nos explicaba muy claro lo que teníamos que hacer”, mientras Santiago Castillo, de 11 años de Calama, dijo que “me pareció increíble porque el proyecto que había que hacer era fijo, pero agradezco la libertad que nos dio la profesora para darle personalidad y ponerles nuestro propio toque a las programaciones porque fue genial”.

También Lucas Challapa, de 7 años de Tocopilla, tuvo comentarios positivos contando que “me divertí mucho programando el juego y también jugando con él después de las clases…, ya sé cómo programar un videojuego y le doy las gracias a la profesora por todo lo aprendido”.

En tanto Belén Basaure, de 9 años de Santiago, dijo que “yo he estado de chiquita en el ViLTI y la experiencia que tuve este año fue súper divertida, conocí a nuevos compañeros, mi profesora me entendió muy bien y además me enseñaron nuevas técnicas de programación”.

Por su parte la directora del ViLTI SeMANN, la profesora Olga Hernández, señaló que “estamos muy contentos con los resultados de esta versión donde participaron treinta estudiantes de Tocopilla, Antofagasta, Calama, Santiago e Illapel, por lo que cada vez vamos llegando más lejos con esta iniciativa”.

Al mismo tiempo la directora explicó que “esta metodología es innovadora porque emplea la ciencia y la programación como vehículos para el aprendizaje significativo, pero además porque son las y los propios estudiantes quienes trabajan en base a sus gustos intereses, por lo que desarrollan también la creatividad y la resolución de problemas”.

Última actualización 2021